|

| Sin categoría

Recomendaciones para escoger tu lugar de estudio

¿Cuántos de nosotros no hemos tenido que soportar a mamá gritando porque no encuentra las llaves que trae en la mano, o nuestro padre, que cree que su programa de televisión “favorito” -aunque no entiende nada de lo que dicen (sí, es Dr. House)- es más importante que nuestra prueba del día siguiente (sí, estudias medicina)? 

Seguro que no será raro que todos hayamos sufrido tales maltratos familiares… y es precisamente por esa razón, que hemos decidido traerte este artículo, para que puedas elegir y hacer de tu lugar de estudio un paraíso.

Los 7 tips para encontrar tu lugar de estudio perfecto

1. Zona segura: Aún no se inventan las libretas a prueba de manchas de comida, ni las computadoras a prueba de bebidas derramadas, por lo que te recomendamos buscar, antes que cualquier otra cosa, un lugar donde tus herramientas de estudio no corran ningún riesgo, en especial con el aumento de las multas bibliotecarias… 

2. Shhhh!!: Ya sea que te guste o no estudiar con música o la televisión encendida, estamos seguros de que no deseas ruidos ajenos a los de tu preferencia en tus tiempos de estudio, ni te los recomendamos… de modo que es imprescindible buscar la posibilidad del silencio y, con ella, favorecer la concentración.

3. Enciendan la luz: Una buena iluminación es indispensable a la hora de la lectura, en especial si el estudio será prolongado durante unas horas. Localiza un lugar con buena cantidad de luz, de preferencia natural, y ten cuidado con que no sea demasiada, ya que puede ser desagradablemente caliente y bochornoso a media tarde. 

4. Hoy no hay servicio: Sabemos cuán divertidos son los videos de Facebook, los mensajes de Messenger, o las charlas con ese chico súper guapo, sin embargo, lo mejor es que busques un  lugar  alejado  de  internet (evitemos  las  tentaciones), preparando de antemano todo el material que creas necesitar para el estudio (claro, a menos que no sepas qué temas debes tratar porque entonces sí, corre urgentemente a conectarte a internet y abre todos los chats de tus compañeros: a preguntar se ha dicho). 

5. Amistades rotas: Procura estudiar alejado de tus mejores amigos… de verdad, procúralo. Es imposible estudiar a su lado aunque te agraden tanto. 

6. Confort: No todo en el estudio tiene por qué ser tortuoso, y de hecho no lo es, pero vale consentirse: encuentra un sitio donde te sientas cómodo, pero no demasiado, sólo lo suficiente para que no te duela nada, tengas un buen escritorio, y no estés en riesgo de dormirte y despertar después de la prueba sin siquiera haber leído una hoja. 

7. Sin barreras: Busca un lugar espacioso y con buena ventilación, será más fácil que invoques a tu concentración como se debe; además, basta con sentirse hasta el cuello con todo lo que hay que aprender para añadir otro peso. 

Y como última recomendación (aunque no se trata del lugar), te sugerimos que al estudiar descanses al menos cada hora, y durante unos diez minutos como mínimo: le darás a tu mente el tiempo necesario para recuperar fuerzas y procesar la nueva información. ¡Feliz estudio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *