|

| Sin categoría

Organiza tu tiempo en la U

Si preguntamos a algún padre de familia, graduado universitario, abuelo favorito, tío gruñón, o señor de la tiendita más cercana, acerca del consejo más importante para facilitar la vida universitaria, es casi seguro que todos ellos responderán: “Organiza tu tiempo en la U”.

¡Y es un buen consejo! Pero pocos de ellos saben cuán difícil es seguir esta recomendación al pie de la letra y evitar esas desveladas antes de los exámenes, o hacer que no se nos junten varias entregas de proyectos y tareas el mismo día… 

Es  más,  me  atrevo  a  decir  que  al  menos  al  99%  de  los  estudiantes universitarios  nos  ha ocurrido esto alguna vez, y no puedo culparnos: “organiza tu tiempo” se dice fácil, pero no lo es tanto cuando tenemos varias cosas en mente al mismo tiempo y ninguna de esas cosas termina con la palabra “tarea”. 

Entonces ¿cómo organizarnos y no fallar en el intento? Así es como llegamos a la siguiente lista de recomendación organizativa especial: 

Consejos para Organizarte en la Uni 

1. Calendario: Aunque suene trillado, para tener todos los proyectos al día lo primero que necesitamos en asegurarnos de no olvidarlos. Coloca las fechas importantes en tu calendario  del  celular  y  configura  recordatorios al menos  una  semana  antes,  ¡no volverán a tomarte desprevenido! 

2. Establecer un tiempo para comer: Quizá te parezca un tanto extremo establecer un horario de comida, sin embargo, ¿cuántos de nosotros no hemos perdido más de media hora pensando a dónde iremos a comer o qué es lo que comeremos? Seguro que si te estableces tiempo y horario para comer, la lombriz que yace en tus entrañas se decidirá mucho más rápido. 

3. Hacer una lista: Perder el tiempo buscando las tareas entre multitud de papelillos con números de teléfono o invitaciones a fiestas no será un problema si escribimos en una pequeña hoja especial para ello o, mejor, en el celular en una lista de los deberes escolares.   

4. El viernes es ley: Claro que no todo es estudio, y sabemos que hay que divertirse…  por lo que te recomendamos establecer tiempos para salir de fiesta y convivir, siempre buscando que tus actividades escolares hayan quedado cubiertas con anterioridad o tengas el suficiente tiempo, posterior a las reuniones, para cumplir con ellas. 

5. Fin de semana: Aprovecha el fin de semana para visitar a tus amigos y terminar con los deberes pendientes, o por qué no, si te queda tiempo podrías hasta adelantarte a la semana escolar (de paso estás más relajado en el trascurso de la misma). 

6. Ruptura romántica: Todos los universitarios amamos nuestra cama, puede que incluso más que a nuestra propia vida (algunos preferimos más dormir que vivirla), pero si lo que deseas es que el día te rinda, será mejor que tengas hora fija para dormir y despertar… porque sí, todos hemos tenido a uno de esos terribles profesores que aman ver sus aulas como sala de la morgue (cuando nos dejan proyectos titánicos de un día para otro, echando a la basura todas esas sesiones de belleza anti-ojeras). 

Sí, la vida universitaria puede causar grandes dolores de cabeza y más de un insomnio a causa del estrés, pero si de algo estamos seguros es que la recompensa, al terminar la carrera, será grande, pues aunque no seamos tan sabios como Aristóteles, habremos aprendido mucho en el camino…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *