|

| Sin categoría

¿Cómo usar redes sociales para aprender?

No cabe duda de que la mayoría de los estudiantes universitarios usamos las redes sociales casi a diario para realizar distintas actividades que, por regla general, son extraescolares; sin embargo, pocos son los que saben sacar el mayor provecho, y tú ¿quieres ser parte de ese grupo selecto de estudiantes pro-tecnológicos?

Las redes sociales sirven para algo más que enterarte de los acontecimientos finales de la última fiesta a la que asististe, de los cuales es muy probable que no recuerdes absolutamente nada pese a que fuiste el protagonista principal del momento más conmemorativo de la noche y, por supuesto, del más vergonzoso  (a todos nos ha pasado en alguna ocasión, ¿ah?). Estas maravillas tecnológicas son capaces de cumplir con nuestras responsabilidades educativas y -¿por qué no?- aportarnos algún dato curioso sobre temas de interés o ponernos al día con la situación social, política o económica de tu bello país.

Cuatro consejos para aprender mediante las redes sociales

1. Páginas de difusión cultural: Los sitios web que se encargan de la difusión cultural están mayoritariamente enfocados a estudiantes universitarios y, si tienen un sitio web, una buena idea será suscribirte para recibir las últimas noticias sobre el tema al que se enfocan. Esto es muy útil si tus estudios coinciden con el enfoque de dicha página, pues te enterarás de primera mano acerca de reuniones, obras, promociones, eventos, etcétera.

2.  Aprender un idioma: Puede que esto te resulte curioso pero recuerda que una de las principales funciones de las redes sociales es la comunicación, de modo que ten por seguro que en alguna parte de ese gran universo digital existen (y de hecho, están ahí), algunos huequitos para el aprendizaje de un nuevo idioma: personas nativas de otros países como, por ejemplo, Rusia, Canadá o Alemania, que se encuentran radicando en algún país de lengua hispana, suelen ofrecer sus servicios para enseñar su lengua natal a cambio de que también tú les enseñes español.

3. Tareas: Si, así es, no te limites a hablar con ese galán de sonrisa perfecta o a ver las fotografías de la chica que te pone los pelos de punta (aquí, entre amigos, no está muy bien eso de stalkear); rompe por un momento el encanto y pide las tareas o apuntes de las clases a las que “desafortunadamente” debiste faltar por los males que te ha causado una enfermedad de extrañas procedencias (seguramente es resaca, no te apures).

4. Consultas y asesorías: Nadie se escapa de tener un perfil en las redes sociales, ni los buenos profesores, ni los especialistas y artistas de toda clase. Si buscas bien, fácilmente encontrarás perfiles dedicados a la enseñanza donde se comparte información y trucos valiosos, y donde no faltará un buen asesor (como en Linkedin) que ofrezca sus servicios dando asesorías, ya sea por el simple amor al arte o por un módico costo.
Esperamos que estos cuatro consejos te hayan motivado a usar las redes sociales para adquirir nuevos conocimientos  y poder cumplir de una manera mucho más práctica y eficiente tus labores educativas.

Pero si aún no crees que esto sea para ti, déjame contarte que al menos hay un asesor en el área de mecánica cuántica relativista (amigo de la uni) dando asesorías, así que anímate, tu asesor o maestro de chino anda por ahí publicando cosas interesantes en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *